Hoy en día hay muchas formas de publicar tu sitio web, las cuales deberás evaluar de acuerdo a lo que deseas comunicar en Internet. A continuación te daremos algunos tips para hacerlo.

La idea de este artículo es establecer algunos puntos que no debemos dejar de tomar en cuenta a la hora de publicar nuestro sitio web.

¿Qué publicaremos?

Esto es lo primero a resolver. Queremos publicar un sitio personal, profesional, un blog, audio u otros. Esta elección inicial definirá a nuestra publicación, razón por la cual hay que estar bien seguros y planificar lo máximo posible. El tipo de sitio que publiquemos cumplirá un objetivo principal el cuál debemos tener claramente delineado antes de comenzar a hacer nada.

¿Cómo publicaremos?

En este punto juegan los recursos materiales y los conocimientos de los cuales disponemos o podríamos disponer. Este presupuesto primario nos definirá que tipo de publicación podemos gestar. Si no contamos con financiación suficiente para costear un hosting, un dominio, ni contamos con capacitación suficiente para editar nuestras páginas la mejor elección será utilizar un asistente de publicación de algún servicio de hosting gratuito o patrocinado.

Si por el contrario disponemos de financiación para costear dominio y hosting profesional y además los conocimientos necesarios para editar nuestras páginas e incluso para diseñarlas y/o programarlas podremos acceder a una publicación de tipo profesional.

¿Dónde publicaremos?

Definidos ya nuestros recursos materiales y capacidades técnicas el próximo paso será elegir el proveedor de hosting. Existe gran oferta de hosting, registro de dominios y cada una puede ajustarse a lo que requerimos si es que lo tenemos bien definido. En este sentido según nuestro proyecto de publicación es probable que necesitemos recursos tales como bases de datos y aplicaciones tales como CGI, etc.

¿Cómo se estructura el sitio?

De acuerdo a las necesidades que implique el proyecto debemos plantear la estructura primaria del sitio. Es decir ¿qué necesitaremos mostrar?, ¿de qué manera? y tener muy en cuenta detalles como navegabilidad, usabilidad, ampliaciones y modificaciones probables futuras.

¿Qué herramientas usaremos?

Si nuestra publicación usará algún asistente de un hosting gratuito o patrocinado deberemos seguir los pasos que nos plantea el mismo y en general no tendremos que acudir a software aparte, excepto para modificar las imágenes que carguemos y algún otro complemento.

El alta de archivos y hasta la creación misma en estos sistema generalmente se base en formularios que al ser completados reflejan nuestro contenido en un subdominio. Si por el contrario editamos o creamos nuestras páginas sin asistentes tendremos que conseguir al menos tres tipos de software: editor HTML, editor de imágenes y algún cliente de FTP para subir los archivos al servidor contratado.

Consejos básicos sobre construcción de un sitio

Hay que tener en cuenta que cuando una página HTML muestra una imagen no es como en un documento de Word que la misma viene incrustada en el archivo sino que están enlazadas y muestran un archivo externo al HTML. De esto se desprenden algunas cuestiones.

Uso de imágenes:

  • Hay que asegurarse de subir la imagen que deseamos mostrar en el HTML.
  • Hay que asegurarse que el enlace no sea absoluto sino relativo, esto significa que el enlace no debe tener la forma “C:\Mi Web\imagen\imagen.gif” sino que debe tener la ruta relativa para encontrar la imagen y la forma sería por ejemplo “imagen/imagen.gif”.
  • Los nombres de archivos en un servidor web no tienen las mismas posibilidades que en nuestro ordenador, es decir, hay que evitar los espacios en blanco, acentos y ñ por ejemplo en el nombre de un archivo que será subido al servidor web.
  • Si el archivo se denominaba en nuestro disco “foto de un niño.gif” convendrá adecuarlo a los requerimientos de publicación web, es decir deberá denominarse por ejemplo… “fotodeunninio.gif”. A su vez algunos servidores diferencian entre mayúsculas y minúsculas, a tener mucha precaución con esto, puede que la imagen no se muestre porque al editar el HTML enlazamos la imagen “Fotodeunninio.GIF” y la imagen al ser subida tome el nombre “fotodeunninio.gif”, conviene en todo caso antes de enlazar imágenes dentro de un HTML.
  • Asegurarse que está en la ruta correcta y que su nombre esté todo en minúsculas, sin espacios ni acentos.
  • El peso de la imagen y el tamaño, si tenemos una imagen excesivamente grande y la achicamos dándole tamaño específico dentro del HTML para mostrarla pequeña eso no hará que la imagen se cargue más rápido, lo correcto es redimensionar la misma con un editor de imagen y luego si subirla.
  • Las imágenes soportadas por los navegadores en general y con las cuales nos ahorraremos problemas son gif, jpg y png. En cuanto a cualquier otro complemento los cuidados a tener son exactamente los mismos, ya sea que agreguemos archivos de java, flash, mp3, windows media, etc.

Las tipografías:

  • Si no estamos acostumbrados a editar webs puede que elijamos alguna tipografía extraña que en nuestro ordenador se encuentra instalada pero que en los ordenadores de la mayoría de los usuarios no estén instaladas.
  • Se recomienda por esto utilizar las tipografías que todo ordenador contiene, Arial, Serif, Helvética, Courier, Times New Roman y a lo sumo Verdana. De otra manera lo que en su ordenador incluso llamando la página subida con un explorador se ve de una manera en el ordenador de otras personas se verá muy diferente.

Editores HTML:

Existen dos tipos de editores principalmente y muchos de ellos tienen ambas características para conciliar con las preferencias de los usuarios. Se puede usar, entonces, editores de texto donde escribamos el código HTML directamente o bien editores WISIWYG (editores en modo diseño) que se asemejan mucho al trabajo que uno haría por ejemplo con un archivo de WORD.

Para el primer caso se puede usar incluso el bloc de notas común del sistema operativo. Entre los editores de código recomendamos Amaya (incluye editor WYSIWYG), Screem, UltraEdit (programa licenciado pero excelente para tratar cualquier tipo de código ya sea PHP, HTML, JS, ASP, etc).

En cuanto a los editores WYSIWYG sin duda alguna lo mejor lo obtendremos de Dreamweaver (incluye FTP, scripts básicos, conexiones a bases de datos, extensiones, etc), claro que si lo que necesitamos es una opción libre el elegido será Amaya. Algunas personas usan Frontpage el cuál me animo a desaconsejar por los problemas que produce en el código HTML.

Editores de imagen y multimedia:

Para poder editar imágenes y complementos necesitamos disponer de cierto software que permita realizar nuestro trabajo. Sin duda alguna el editor de imágenes animadas o estáticas más potente y versátil es el Adobe Photoshop pero como se trata de un software que hay que pagar quizás no esté dentro de nuestra posibilidades y podemos en ese caso utilizar GIMP, que siendo software libre es muy potente y útil.

Si lo que necesitamos es editar animaciones lo más recomendable es utilizar el formato flash. Para ello debemos disponer de la compra del software editor FLASH o bien utilizar alguna opción menos potente pero quizás útil a nuestros propósitos como Free Flash Editor.

Función FTP:

Según el software que utilicemos para crear nuestro sitio tendremos o no incorporada la función FTP. Si no tenemos la función FTP para subir el sitio lo más recomendable es usar SmartFTP, si bien se trata de un software con licencia se permite su utilización libre para uso personal o educativo. Con este software lo que haremos es subir nuestro sitio armado en el ordenador a una dirección web.

Hosting:

La elección del hosting se condice absolutamente con el carácter de nuestro proyecto. Si nuestro sitio ha de tener páginas dinámicas necesitaremos bases de datos, sino cualquier hosting que nos satisfaga en cuanto a velocidad, estabilidad y servicio será adecuado.

También hemos de tener en cuenta otras cuestiones tales como cuantas direcciones de correo nos permite alojar, que cuota de transferencia de archivos y que soporte nos ofrece a la hora de implementar formularios y otros servicios tales como dominios alias, subdominios, estadísticas, etc.

Si nuestro sitio se publicará en un servidor gratuito o patrocinado podemos hacer nuestra búsqueda en: buscahosting.com y allí decidir cuál es el más adecuado a utilizar.

Dominio:

Si nuestra publicación tendrá dominio, es decir un nombre único a través del cual se identifica nuestro sitio, la elección es tal vez complicada por la gran variedad de opciones disponibles. Es importante tener en cuenta que cuanto más corto y más sencillo sea el nombre, más chances tenemos que los internautas vuelvan a acceder al sitio sólo por recordarlo más fácil.

Existen muchas empresas y entes oficiales a través de las cuales registrar un dominio. En general el costo no es alto y se paga por períodos de un año o más. La elección del nombre y de la extensión (.com, .com.es, .es, .org, .net, .edu, .tv, etc) se debe planificar de acuerdo al contenido del sitio, las posibilidades de nombres aún disponibles y lo que queramos trasmitir ya con el nombre mismo de la URL de nuestro sitio.

Conclusiones:

Publicar un sitio en Internet como todo proyecto es una tarea apasionante, por momentos ardua y requiere paciencia, dedicación y afán de aprender, porque si existe un espacio donde nunca se deja de aprender algo nuevo es en la web.