Uno de los formatos más populares para guardar nuestras imágenes digitales, conozcamos un poco más acerca de su origen, caracaterísticas que lo diferencias de otros formatos de imagen. Iniciemos por comprender de dónde deriva el nombre JPEG, este formato fue creado por Joint Photographic Experts Group, las siglas de este grupo son las que dan el nombre del formato JPEG o también denominado JPG.

Características del formato

Antes de que surgiera la necesidad del diseño, desarrollo, programación, usabilidad web, los diseñadores gráficos se empeñaban en que mientras más grande fuera el peso de la imagen por ejemplo 300 KB mejor sería la resolución e impresión de la imagen.

Luego, surge la necesidad de realizar una transición del diseño impreso al diseño en la web, y una de las sorpresas es que esas imágenes gigantescas que se imprimían a todo color, en la web necesitaban ser comprimidas y reducidas de peso, para que las mismas cargaran fácilmente.

Es en esta acción de compresión, donde el formato JPEG juega un papel importante, porque permite graduar el nivel de compresión de cada una de las imágenes de este modo podemos decidir entre una imagen de baja calidad, que implica un menor tamaño en el archivo o una imagen con alta calidad, que representa un mayor peso.

El sistema de compresión que usa JPEG se basa en reducir información promediándola en las zonas de degradado.

Es decir que se calcula el valor de color de algunos píxeles en función del color de los píxeles que les rodean. Por esas características este formato es muy eficiente a la hora de almacenar imágenes que posean muchos degradados y matices de color.

Aunque también es preciso tener en cuenta que es casi inútil cuando queremos guardar con este formato dibujos con grandes extensiones de colores planos y uniformes o con bordes muy definidos, definitivamente no se recomienda.

Guardar en modo progresivo

En algún momento hemos entrado a páginas web que nos muestran las imágenes de la página con una mala calidad y luego se mejora. JPEG permite guardar los archivos en modo progresivo, es decir que a la hora de cargar la página web las imágenes se muestran aunque no haya cargado totalmente.

La calidad de la imagen irá mejorando a medida que se cargue la imagen hasta obtenerla completamente. Esto permite mantener entretenido al usuario y de esta forma no se salga de nuestro sitio web.

Otros formatos

Para terminar, es importante destacar que JPEG es uno de los formatos más utilizados hasta el momento para guardar imágenes, pero existen otros formatos como: GIF, PNG, TIFF entre otros, con características que podrían ayudarnos, según el proyecto que estemos realizando.

Esperen nuestros próximos artículos en donde hablaremos de las ventajas, desventajas, origen, características de los formatos: GIF, PNG, TIFF y otros.