Navega sin miedo en la red, pero toma tus precauciones

El mayor temor de todo aficionado al aventurarse en las inmensidades de la red es el virus. Desde la ignorancia o la comodidad solemos llamar virus a cualquier programa que se nos “cuela” involuntariamente en el sistema y altera su funcionamiento. En realidad hay muchos otros peligros en la red pero navegar sin miedo es posible si seguimos algunas recomendaciones.

Los virus: el mal más temido de la red

El peligro más conocido y, por tanto, temido por la mayoría de los usuarios es el virus. Son programas capaces de reproducirse en un ordenador alieno y sigilosamente copiar sus archivos, dañarlos o eliminarlos.

Dependiendo de su “intención” se clasifican en diferentes tipos. Los más conocidos son los gusanos, caballos de troya, joke program, bombas lógicas y retrovirus. El gusano se replica a si mismo hasta que satura el sistema o ancho de banda. El caballo de troya tampoco provoca ningún daño directo pero actua como espía ya que copia datos importantes, por ejemplo passwords y los envía a la red.

El joke program y las bombas de tiempo son activos y producen alteraciones tales como la destrucción de archivos. La diferencia básica es que las bombas actuan tras un estímulo, una fecha concreta o una combinación de teclas determinadas. Por último, los retrovirus localizan y destruyen posibles antivirus.

Vacunas para virus

Lo mejor es contar siempre con un antivirus, pero tan solo uno. Recordad que un antivirus es un programa informático y su estructura es la misma que la de los “virus malos” por eso, si tenemos más de un antivirus instalado lucharán entre ellos para eliminarse mutuamente y lo único que conseguimos es bloquear el buen funcionamiento de ambos.

También es muy importante que actualicemos a menudo nuestro programa, pues cada día hay nuevos virus en curso y por bueno que sea el antivirus quedaría obsoleto. La actualización es muy sencilla si disponemos de una suscripción en línea. Algunos antivirus recomendables: Panda, Norton, McAffe.

La precaución, tu mejor aliado

La manera más conocida de infección es el correo electrónico, la mayoría de ellos ya separan automáticamente el spam, tipo de correo en el que suelen ir infiltrados los e-mails con virus.

De todas formas, lo mejor es evitar abrir aquellos mensajes de los cuales desconocemos el destinatario e incluso aquellos mails que nos envían conocidos pero que provienen de promociones de páginas webs en las que no confiamos.

Para que el virus se instale en tu sistema debes ejecutar el programa pero a menudo sucede casi sin que te des cuenta. Hay que poner máxima atención en aquellos archivos que descargamos de Internet, ya sea desde una página determinada o desde el mismo correo electrónico. Ante la duda, mejor dejarlo pasar.

Cualquier persona con amplios conocimientos de informática puede convertirse en hacker así que su ética e intenciones dependen solamente de la persona en cuestión. Ese mismo hacker puede tanto ayudarnos como jugarnos una mala pasada.

Algunos de ellos crean páginas web ofreciendo códigos de softwares u otras claves piratas, pero probablemente el precio que debes pagar para conseguir el código sea alto. Este es un ejemplo de las webs “peligrosas”.

Factura sorpresa

Son muchos los usuarios de Internet que alguna vez han visto doblada su factura de consumo de Internet sin saber por qué. Viene desglosado como tarificación adicional. Esto sucede porque en algún momento de la conexión se han descargado sin saberlo un Dialer.

Al conectarse a Internet el módem marca el número de teléfono que el proveedor de conexión a Internet nos indicó en su momento. El precio de la llamada es el pactado en el contrato. Un Dialer es un programa que indica al módem marcar otro número de teléfono diferente, de tarificación especial, mucho más caro que el habitual.

Las páginas web que habitualmente tienen esta trampa son aquellas que ofrecen servicios totalmente gratuitos para captar la atención del usuario. Suelen ofrecer melodías para móviles, contenidos eróticos para adultos, software, iconos y complementos para Messenger, aceleradores de conexión a Internet o apuestas en casinos.

Un solo clic en un banner determinado es suficiente para que se descargue el Dialer. Además el módem seguirá marcando el número de teléfono indicado por el Dialer en las siguientes conexiones a Internet

Evita la instalación de un Dialer

Lo más eficaz y seguro es solicitar al proveedor de conexión a Internet que bloquee la marcación de números de tarificación especial. El proveedor deberá actuar en un máximo de diez días desde la fecha de la solicitud. De esta manera el módem nunca marcará un número de estas características aunque un Dialer se lo solicite.

También se puede conseguir el mismo resultado instalando un software que le impida al módem marcar estos teléfonos, un buen ejemplo es el SpyDialer. Y por supuesto, la siempre recomendada, precaución. Cuando estemos ante una página de este tipo habrá que evitar la curiosidad y sobretodo, hacer clic en un banner.

El lado oscuro de la red

En la red existen algunos sistemas de control que pasan completamente desapercibidos. Sin que lo sepamos podemos estar siendo observados o incluso robados. Cada vez más hay empresas que ofrecen sus servicios en Internet, compañías aéreas, bancos, compras, subastas.

No discutiremos las ventajas de estos servicios cuando se trata de compañías conocidas y de prestigio. Pero cada vez hay más datos personales de los usuarios introducidos en la red y esto puede ser peligroso si no se es lo suficiente cuidadoso.

Algunas entidades se hacen pasar por tu banco habitual con la intención de conseguir tus datos personales, una contraseña o un número de cuenta. Es lo que se denomina Phishing, su arma es la confianza ciega que hemos depositado en el banco o empresa, por eso en muchos casos el usuario no se fija en lo que está haciendo.

Una vez se le han facilitado los datos a la entidad estafadora e robo es tan sencillo como si le diéramos las llaves de casa y nuestro horario a un ladroncillo de barrio. Más sutil todavía es la actividad de la red Echelon o RIDF. Estos son sistemas de vigilancia que pasan completamente desapercibidos.

Echelon es una red de antenas distribuidas por todo el planeta que interceptan cualquier comunicación digital. Uno de sus efectos más destacados es el “ranking de potencialidad terrorista”, si cumples ciertos parámetros puedes llegar a ser vigilado.

RDIF es un sistema de detención por radiofrecuencia que permite saber la localización de una persona determinada. Ser observador, cuidadoso y desconfiado es la mejor actitud para defenderse de estos sigilosos intrusos.

Pop up

Los Pop up o ventanas emergentes pueden ser, además de molestas, peligrosas. Algunas son simple publicidad pero otras pueden provocar daños peores. Pueden ser trampas para descargar Dialers o programas espía.

Pero afortunadamente existen también los popup killers, programas que se encargan de acabar con las molestas ventanas. Si eres usuario de Google o Yahoo los encontrarás en sus barras de navegación.

La nueva generación de espías

Los programas espías son aquellos que se instalan en nuestro ordenador para transferir información del usuario, desde nombre o correo electrónico hasta contraseñas, cuentas de usuario y otros datos personales.

Son realmente peligrosos porque es difícil advertir su presencia, suelen pasar desapercibidos porque aparecen como autorizaciones para descargar software. A veces se pueden detectar porque actúan cambiando la página de inicio del navegador y éste no nos permite volver a la configuración original, la página ha sido secuestrada.

Defendiendo tu intimidad

Algunos programas útiles para luchar contra el espionaje son: Spybot search and destroy y antisecuestro V.1.0 Otra aplicación útil para evitar la actividad de los spyware es Zone Alarm. Es un cortafuegos que comprueba qué programas acceden o reciben conexiones a Internet. De esta manera evita que los espías envíen información al ciberespacio.

Los navegadores pueden recordar las contraseñas de tus cuentas en Internet, si utilizas esta opción la información quedará guardada en tu ordenador y por tanto a merced de los espías que puedan entrar en el Pc.

Las posibilidades de tener un spyware en el sistema depende del uso que se haga de Internet y de la calidad de la protección de la que te sirvas. Pero cuanta menos información guardes en el ordenador menos información puede ser robada.

Para extremar la seguridad se recomienda cambiar las contraseñas con cierta frecuencia, no compartirlas con otros usuarios y utilizar una contraseña diferente para cada cuenta. Una contraseña segura debe contener al menos 6 caracteres alternando números, letras en mayúsculas y minúsculas y símbolos especiales.

Aunque suene a tópico la libertad de movimientos que ofrece Internet es a la vez su mayor ventaja y su peor inconveniente. Pero los peligros que esconde no deben impedir que puedas sacarle el máximo partido, tan solo se trata de dedicarle algo más de tiempo para tener el sistema protegido y seguro. Con un ordenador bien equipado y precaución no hay nada a lo que temer en la red.

Elisabet Rodríguez
Licenciada en periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona. Actualmente trabaja en un programa radiofónico y colabora en Barnapop.

Interesantes aspectos para tomar en cuenta, sin duda navegar en la red tiene sus riesgos, pero es mejor tomar las precauciones debidas para evitarnos problemas.

JAVIER
19/01/2008

hola sabes es muyimportante lo que mencionas por que sulee suceder quehay personas que desconocen mucho los riesgos de navegar sin cuidado en la red para evitar daños en sus sistema te feliciot espero sigas asi dando datos importantes e interezantes saludos , triunfos…..

    Eres un chico encantador y me gusta tu forma de pensar espero que sigas aportando lo mas grandioso de ti al mundo espero seguir en contacto

Roberto Julio
20/04/2008

Gracias Elisabet, estas haciendo un buen servicio a los internautas, me has ilustrado bastante.

Te volveré a agradecer si sigues publicando.

3237