En general, se asocia la Web 3.0 a una nueva etapa destinada a añadir significado a la web, y por tal motivo se acuerda con Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web, en llamarla Web Semántica.

Todavía no se ha incorporado el cambio de actitud, que como señala Christian Van Der Henst S. implica la Web 2.0, cuando ya se habla de Web 3.0, como de una realidad inminente que promete transformar no sólo nuestra experiencia web, sino toda nuestra cotidianidad.

¿Qué es la Web 3.0?

Si bien, en general, se asocia el término al de Web Semántica, acuñado por Tim Berners-Lee, cabe acotar, valga la paradoja, que no existe total consenso acerca de lo que significa la Web 3.0. Aunque se coincide en que esta etapa añadirá significado a la web, no hay acuerdo sobre cuales son los caminos más apropiados para su desarrollo.

José Antonio del Moral, director general de la consultora Alianzo, en su artículo sobre Web 3.0 ¿futura realidad o ficción?, califica al término Web 3.0 de ‘abstracto’. Por su parte, Salvador Pérez Crespo de Telefónica de España, considera que la Web 3.0 será una revolución si se logra una combinación efectiva entre la inclusión de contenido semántico en las páginas web y el uso de inteligencia artificial que saque partido de ella.

No obstante, dado que los avances de esta disciplina son demasiado lentos y dificultosos, cree que la solución podría estar en la combinación de las técnicas de inteligencia artificial con el acceso a la capacidad humana de realizar tareas extremadamente complejas para un ordenador. Como lo está haciendo: Mechanical Turk de Amazon y Google Image Labeler.

En cualquier caso, el aumento de la interactividad y de la movilidad son dos factores que muchos señalan como decisivos en esta nueva etapa de la web.

¿Es la Web Semántica sinónimo de Web 3.0?

De lo dicho anteriormente se desprende que no, aunque muchas veces estos términos sean empleados como tales. Quizás la principal diferencia sea que la Web 3.0 se concibe como un estadío a ser alcanzado en mayor o menor plazo, mientras que la Web Semántica es un proceso evolutivo en construcción permanente.

En tal sentido, como señala Berners-Lee, ya estamos inmersos en ella. Es de suponer que, tal como es concebida, trascenderá tanto el concepto de Web 3.0, como el de sus sucesoras.

Ideas en torno a la definición de la Web 3.0

Básicamente, tienen que ver con los avances y proyectos en curso que tienden a una cada vez mayor y más eficiente incorporación de la web a la cotidianidad. Se habla así, de conceptos tales como: Web 3D, Web centrada en multimedia y Web permanente.

Por otra parte, íntimamente relacionados con la Web Semántica surgen los microformatos, que como dice Pérez Crespo, son un enfoque más pragmático de ésta, e intentan tener utilidad a más corto plazo.

¿Qué es la Web Semántica?

Nadie mejor que Tim Berners-Lee, el creador de la World Wide Web, para dar respuesta a este interrogante. La denominación de Web Semántica se remonta al año 2001, cuando presentó en Scientific American el ya famoso caso de Lucy.

Sin embargo, en una entrevista publicada por BusinessWeek, en abril de este año, señala que quizás debería haberla llamado Web de los datos, dado que la palabra semántica es utilizada para significar diferentes cosas.

¿En qué consiste la Web de los datos y para qué puede ser utilizada?

Básicamente, la idea se refiere a una web capaz de interpretar e interconectar un número mayor de datos, lo que permitiría un avance importante en el campo del conocimiento.

En tal sentido, Berners-Lee destaca lo que esta transformación traería aparejada en el campo de la investigación genética y el tratamiento farmacológico de enfermedades hasta ahora incurables. Diseñada correctamente, la Web Semántica puede asistir a la evolución del conocimiento humano en su totalidad.

El futuro de la Web actual

En una entrevista realizada por Andrew Updegrove y publicada en el Consortium Standards Bulletin el padre del web considera que la Web Semántica es más una evolución que una revolución de la Web actual.

En dicha oportunidad, se mostró satisfecho con la recepción que la misma había tenido en el área de las ciencias de la vida y el cuidado de la salud y agregó que, a diferencia de la Web de los documentos (Web 1.0), que tuvo un crecimiento exponencial muy rígido, esta nueva etapa depende, en gran medida, de las pequeñas comunidades que han comprendido el paradigma y de la atención que le ha merecido a la prensa.

¿Cuándo y cómo este modelo podrá ser implementado?

En un artículo publicado en la edición online de ERCIM, en octubre de 2002, Tim Berners-Berners-Lee y Eric Molinero anticipaban que la Web alcanzaría su capacidad máxima cuando se convirtiese en un ambiente donde los datos pudiesen ser compartidos y procesados por las herramientas automatizadas, así como por la gente.

Esto se lograría a partir de la definición de estándares: los identificadores uniformes de recurso (URIs), base de la web semántica, el Extensible Markup Language (XML) fundamento sintáctico de la misma y el marco de la descripción del recurso (RDF).

En febrero de 2004, el World Wide Web Consortium (W3C) publicó las recomendaciones para el RDF y el Ontology Web Language (OWL), Este último describe la función y relación de cada uno de los componentes de la Web Semántica.

Puede especificar clases, propiedades y estados de algo. Estos estándares que constituyen la base sintáctica de la web semántica, ya están siendo adoptados por algunas empresas en sus últimos proyectos.

¿Cuáles son las dificultades para su generalización?

En cuanto a las críticas y resistencias que el modelo semántico ofrece, Berners-Lee conviene en que la sintaxis RDF/XML, empleada por éste, no es muy fácil de leer.

Sin embargo, acota, esto no debería ser una complicación ya que al tratarse de sistemas de escritura de datos, la codificación semántica podrá ser totalmente automatizada. Cabe señalar que al igual que con la adopción de la Web 2.0, el desarrollo e implementación de la Web 3.0, será en gran parte una cuestión de actitud.

Los desafíos que deberá afrontar el nuevo modelo

Establecidos los estándares, que constituyen la base sintáctica de la nueva web, Berners-Lee cree que los nuevos desafíos en la evolución de la misma deberán ser tratados en términos de utilidad y accesibilidad.

Aunque el punto clave de la Web Semántica está, según expresa, en su potencial para las nuevas aplicaciones de datos sobre el web. En otras palabras, en la capacidad de generar búsquedas más precisas e “inteligentes”.

¿Cuál será el futuro de los buscadores?

Algunos creen que la implementación de la nueva web, será el fin de los grandes buscadores. Según Nicholas Carr, la Web 3.0 “convertirá en obsoletos a los buscadores de hoy”. Sin embargo, Berners-Lee señala que esto no será así.

El hecho de que se agregue algo, aclara, no quiere decir que se esté sustituyendo; la existencia de datos no amenaza los documentos. Del mismo modo, los motores de búsqueda podrán evolucionar y hacerse Web semántico compatibles, en la medida en que los usuarios exijan dicha compatibilidad.

¿Acaso no existen datos semánticos en la metadata de los documentos actuales?

Ya en mayo de 2001, Tim Berners-Berners-Lee, James Hendler y Ora Lassila observaban en un informe publicado en Scientific American , que la Web Semántica no era una Web separada sino una extensión de la existente y que los primeros pasos en tejer la Web Semántica en la estructura de la Web, ya estaban en curso.

Por otra parte, explicaban que el desafío de la Web Semántica era proporcionar una lengua, que expresase los datos y las reglas para razonar sobre esos datos, y que permitiese que las reglas de cualquier sistema existente de conocimiento, sean exportadas sobre el Web.

La Web Social

En la 5ta. Conferencia Internacional de la Web Semántica, realizada en noviembre de 2006, Tom Gruber señaló en su presentación que hay una falsa idea popular que tiende a considerar la Web Semántica y la Web Social como dos mundos con ideologías alternativas y en oposición sobre cómo debe ser la web.

Consideró que esto era absurdo, y que era hora de abrazar una idea unificada, suscribiendo a la visión del Web semántico como substrato para la inteligencia colectiva.

Al respecto, José Antonio del Moral sostiene que en la Web 3.0 se produciría una unificación de las comunidades sociales, para lograr que el usuario tuviera una sola identidad en internet.

¿Cuáles son los impedimentos para que el uso del modelo semántico, a corto plazo, se haga extensivo?, ¿existen alternativas a dicho modelo?

Más allá del optimismo expresado por Berners-Lee; la web semántica -como explica en su tesis doctoral, María Jesús Lamarca,- sin duda mejorará la accesibilidad de la información, pero el problema es que exige una completa reanotación de la web.

Por tal motivo, agrega, otros investigadores han tomado un camino diferente para implementar la Web Semántica. En lugar de utilizar estándares y reformateos webs, están construyendo nuevos agentes para que puedan entender mejor la web tal como está hoy en día.

Las páginas web ya tienen información semántica, así que lo que hacen es que los agentes las entiendan tal como los humanos. No están haciendo las páginas más fáciles de leer, sino los agentes más inteligentes.

¿Qué son y cómo surgen estos agentes inteligentes?

Pérez Crespo señala que estos agentes inteligentes, llamados microformatos, surgen frente a la web semántica tradicional, producto del trabajo de la comunidad de desarrolladores de Technorati.

Su objetivo es estandarizar un conjunto de formatos en los que almacenar conocimiento básico. Considera que, a corto plazo, los microformatos serán los triunfadores.

¿Qué es la Web 3D?

Se llama así, a lo que muchos ven como una extensión de los mundos virtuales, similar a la famosa Second Life o There.com se cree que en el futuro la web será una gran alternativa al mundo real, donde se podrá recorrer el planeta a través de ella, sin abandonar el escritorio.

La experiencia sería semejante al actual Google Earth. Compañías como Google y Microsoft trabajan en este tipo de proyectos.

La Web centrada en multimedia

Se refiere a una web que ofrezca, no solamente búsquedas basadas en metadatos, sino por similitudes en la multimedia.

La web “mediocéntrica” es una web enfocada en los multimedios, donde se podrán hacer búsquedas por similitud, de imágenes, música y videos, con sólo mostrar al buscador el medio de referencia. Entre las Compañías que están trabajando en estos proyectos se encuentran Ojos y Polar Rose.

¿Qué es la Web permanente?

También llamada Web omnipresente o pervasive web es una web que está en todas partes, no sólo en el PC o celular sino en la ropa, joyas, automóviles, etc.

Es un concepto, que se ha extendido a partir del pasaje de los PC a los teléfonos celulares y PDA. Según un artículo publicado en el wiki Wadooa, el laboratorio de multimedios del MIT , ya está trabajando en estas ideas a partir de la creación de espejos de baños y ventanas de casas conectados a internet.

Las resistencias y cuestionamientos a esta evolución de la Web

Según Pérez Crespo, los pesimistas aducen que el grado de complejidad que esta exige no será alcanzado, porque existirá una fuerte reacción de quienes ahora disponen de la información, que no querrán compartirla o porque fenómenos como el “spam semántico” la harán poco utilizable.

Por su parte, Ricardo Baeza-Yates, director de Yahoo Research Barcelona, en el artículo sobre Web 3.0: la inteligencia hecha web, cree que la Web Semántica puede no existir nunca, ya que sólo podría ocurrir cuando las personas e instituciones usen los mismos estándares semánticos y sean confiables. Algo que considera prácticamente imposible.

Sin duda, existirá fuerte oposición entre los defensores de la privacidad y puede que ésta en determinado momento sea más vulnerable, sin embargo, cabe suponer que, paralelamente, se desarrollaran los mecanismos necesarios para protegerla.

Proyectos en curso que anticipan el modelo de la Web 3.0

Dentro de la corriente oficial, centrada en la creación de estándares y reformateo de páginas, algunas Compañías como HP y Yahoo ya vienen implementando los nuevos lenguajes.

Los ejemplos más citados son el de la empresa RadarNetworks , que busca explotar el contenido suministrado por los usuarios en las redes sociales y el proyecto KnowItAll, desarrollado en la Universidad de Washington y financiado por Google, que busca obtener y agregar información de usuarios de productos.

Se pueden encontrar estructuras web semánticas en la herramienta espacial de la base de datos Oracle. Empresas como Powerset y TextDigger han trabajado en buscadores web semánticos basados en el proyecto académico open source WordNet.

Por otra parte, dentro de la corriente alternativa, ocupada en la construcción de agentes más inteligentes, el proyecto más temprano ha sido el de BlueOrganizer de AdaptativeBlue.

Actualmente en desarrollo, Parakey es un proyecto de código abierto, comandado por Blake Ross, uno de los desarrolladores de Firefox. La idea es unificar el escritorio y la web, a partir de la creación de una especie de sistema operativo web.

¿Cómo se caracteriza y diferencia la Web 3.0 de la Web 1.0 y de la Web 2.0?

El desarrollador uruguayo,
Andrés Richero
, presenta el siguiente esquema:

  • Web 1.0 – Personas conectándose a la Web
  • Web 2.0 – Personas conectándose a personas – redes sociales, wikis, colaboración, posibilidad de compartir.
  • Web 3.0 – Aplicaciones web conectándose a aplicaciones web, a fin de enriquecer la experiencia de las personas, a esto agrega: estado de conciencia del contexto en la Web Geoespacial, autonomía respecto del navegador y construcción de la Web Semántica.

Sobre este último punto, cabe acotar que si bien diferentes factores se conjugan en la Web 3.0 a favor de la semantización de la web, en tanto esto es un proceso, no es privativo de ella. Por tal motivo, quizás sea más apropiado concebir la construcción de la Web Semántica, por fuera y por encima de estos estadíos o instancias.