Una pequeña introducción a multimedia dentro del mundo de computación y los elementos que conforman su estructura.

El término Multimedia en el mundo de la computación
es la forma de presentar información que emplea una combinación de texto, sonido,
imágenes, vídeo y animación.

Multimedia src="/images/cds.jpg" width="103" class="lateral"/>Entre las aplicaciones informáticas multimedia
más comunes podemos mencionar juegos, programas de aprendizaje y material de
referencia.

La mayoría de las aplicaciones multimedia incluyen asociaciones predefinidas
conocidas como hipervínculos o enlaces, que permiten a los usuarios moverse
por la información de modo intuitivo.

La conectividad que proporcionan los hipertextos hace que los programas multimedia
no sean presentaciones estáticas con imágenes y sonido, sino una experiencia
interactiva infinitamente variada e informativa.

Las aplicaciones multimedia son programas informáticos, que suelen estar almacenados
en CD-ROMs y claro que pueden residir en páginas de Web.

La vinculación de información
mediante enlaces se consigue mediante programas o lenguajes informáticos especiales
como el HTML empleado para crear páginas web.

Las aplicaciones multimedia suelen necesitar más memoria y capacidad de proceso
que la misma información representada exclusivamente en forma de texto.

Una computadora multimedia también necesita memoria adicional para ayudar al
CPU a efectuar cálculos y permitir la representación de complejos gráficos en
la pantalla. Además necesita un disco duro de alta capacidad para almacenar
y recuperar información multimedia, así como una unidad de cd-rom o acceso al
web para obtener los archivos necesarios.

Elementos visuales

Cuanto mayor y más nítida
sea una imagen, más difícil es de presentar y manipular en la pantalla de una
computadora.

Las fotografías, dibujos, gráficos y otras imágenes estáticas deben pasarse
a un formato que el ordenador pueda manipular y presentar. Entre esos formatos
están los gráficos de mapas de bits y los gráficos vectoriales.

Los gráficos de mapas de bits almacenan, manipulan y representan las imágenes
como filas y columnas de pequeños puntos. En un gráfico de mapa de bits, cada
punto tiene un lugar preciso definido por su fila y su columna. Algunos de los
formatos de gráficos de mapas de bits más comunes son el Graphical Interchange
Format (GIF), el Tagged Image File Format (TIFF) y el Windows Bitmap (BMP).

Los gráficos vectoriales emplean fórmulas matemáticas para recrear la imagen
original.

En un gráfico vectorial, los puntos no están definidos por una dirección de
fila y columna, sino por la relación espacial que tienen entre sí.

Como los puntos que los componen no están restringidos a una fila y columna
particulares, los gráficos vectoriales pueden reproducir las imágenes más fácilmente,
y suelen proporcionar una imagen mejor en la mayoría de los monitores.

Entre los formatos de gráficos vectoriales figuran el Encapsulated Postscript
(EPS), el Windows Metafile Format (WMF), el Hewlett- Packard Graphics Language
(HPGL), archivos de Macromedia href="http://www.maestrosdelweb.com/editorial/multime/flash" >Flash (SWF) y el formato Macintosh para archivos gráficos, conocido como PICT.

Para obtener, formatear y editar elementos de vídeo hacen falta componentes
y programas informáticos especiales. Los archivos de vídeo pueden llegar a ser
muy grandes, por lo que suelen reducirse de tamaño mediante la compresión.

Algunos formatos habituales de compresión de vídeo son el Audio Video Interleave
(AVI), el Quicktime y el Motion Picture Experts Group (MPEG o MPEG2).

Estos formatos pueden comprimir los archivos de vídeo hasta un 95%, introduciendo
diversos grados de borrosidad en las imágenes. Las aplicaciones multimedia también
pueden incluir animaciones. Éstas son especialmente útiles para simular situaciones
de la vida real, como por ejemplo el movimiento de un vehículo automotor.

La animación también puede realzar elementos gráficos y de vídeo añadiendo efectos
especiales como la metamorfosis, el paso gradual de una imagen a otra sin solución
de continuidad.

Elementos de audio

El sonido, igual que
los elementos visuales, tiene que ser grabado y formateado de forma que la computadora
pueda manipularlo y usarlo en presentaciones.

Algunos tipos frecuentes de formato audio son los archivos de forma de onda
(WAV), el Musical Instrument Digital Interface (MIDI), El MPG Layer 3 ( href="http://www.maestrosdelweb.com/editorial/multime/mp3" >MP3)
y el Transform-domain Weighted Interleave Vector Quantization ( href="http://www.maestrosdelweb.com/editorial/multime/vqf" >VQF).

Los archivos WAV, MP3 y VQF almacenan los sonidos propiamente dichos, como hacen
los CD musicales o las cintas de audio. Los archivos WAV pueden ser muy grandes
y requerir compresión, lo que se ha logrado con el MP3 y el VQF.

Los archivos MIDI no almacenan sonidos, sino instrucciones que permiten a unos
dispositivos llamados sintetizadores reproducir los sonidos o la música.

Elementos de organización

Los elementos multimedia
incluidos en una presentación necesitan un entorno que empuje al usuario a aprender
e interactuar con la información.

Entre los elementos interactivos están los menús desplegables, pequeñas ventanas
que aparecen en la pantalla del ordenador con una lista de instrucciones o elementos
multimedia para que el usuario elija.

Las barras de desplazamiento, que suelen estar situadas en un lado de la pantalla,
permiten al usuario moverse a lo largo de un documento o imagen extenso.

Los hipervínculos o enlaces conectan creativamente los diferentes elementos
de una presentación multimedia a través de texto coloreado o subrayado o por
medio de iconos, que el usuario señala con el cursor y activa pulsándolos con
el mouse.