Classroom

Imagen: Barbara LN

Internet impuso uno de los más grandes desafíos al sistema educativo, el acceso libre y gratuito a la información. Lo que aún no cambia es la necesidad de muchas estrategias para mantener la atención de los estudiantes durante una clase, tampoco el mal uso de las salas informáticas y la formación de personas idénticas aprendiendo de una manera lineal.

No se trata de destruir colegios y universidades. Simplemente los métodos de enseñanza cambiaron, necesitamos la interacción que se da en el aula, pero con el apoyo de mejores herramientas para cultivar las habilidades individuales.

Más que descargar documentos

Students

Imagen: hackNY

Ahora el control del conocimiento no lo tiene el sistema, lo tiene el usuario. Aunque existen numerosas plataformas digitales para el soporte de la educación virtual (VLE), resultan inútiles, aburridas y poco utilizados.

Dicho problema lo debatieron representantes de distintas universidades, en la conferencia anual de la “Asociación de Tecnologías para el Aprendizaje” del Reino Unido en 2009. Una de las principales conclusiones fue que los VLE se usan sólo como sistemas de gestión de contenido, no para promover y desarrollar las ideas.

Este es el resultado de una adaptación errónea sobre los métodos tradicionales de enseñanza a un espacio digital “multimedia”.

Otra dificultad con este tipo ambientes online, es la ausencia de intercambio social. Daphne Koller, co-fundadora y CEO de Cousera, en entrevista para “The Future of Learning, Networked Society” de Ericsson dice:

Las capacidades de debate, la variedad y sorpresa en los tipos de interacción, no tienen sustituto en los espacios virtuales

Koller explica el éxito de su proyecto gracias a la combinación del acceso gratuito y la calidad de los cursos. Lo más significativo de este sitio es que confirma la capacidad de los estudiantes para generar y compartir su propio conocimiento, sin la necesidad de ningún tutor.

La educación es interactiva y social

La rápida adopción de la tecnología por parte de los niños cambió los papeles, ahora son ellos los “profesores”. Adora Svitak es un claro ejemplo de ello, con tan sólo 15 años ha dado numerosas charlas acerca de sus malas experiencias en la escuela, la oportunidad que encontró en Internet y la necesidad de mejorar la oferta educativa para los más jóvenes.

Adora le explicó a Mashable como los niños están acostumbrados al manejo del social media en su entorno gracias a: La participación, conexión y gratificación instantánea.

Cuando la escuela no ofrece lo mismo , es fácil desconectarse.

El sistema educativo debe utilizar las redes sociales no sólo como un medio de exposición comercial. Ellen Hoffman autora del artículo “Social Media and Learning Environments: Shifting Perspectives on the Locus of Control”, hace una reflexión bastante pertinente al respecto.

Hoffman destaca las virtudes de los ambientes ricos para el aprendizaje, los cuales permiten al estudiante explorar, socializar, colaborar y contribuir a la creación de un contexto más descentralizado.

Ventajas de incluir social media en el aula

Feedback

Imagen: AJ Cann

Gracias a un mejor uso de las herramientas sociales online podemos lograr:

  • Incentivar la creación en conjunto, hacerla más efectiva.
  • Proporcionar a los estudiantes una manera diferente de presentar su identidad.
  • Abandonar la disposición formal del ambiente académico.
  • Cultivar la necesidad de un trabajo en equipo responsable.
  • Construir roles más participativos que generen contenido para expresar las ideas y experiencias.
  • Aprender para desarrollarse no para obtener una nota.
  • Estimular la discusión y la crítica.

Matt Britland realizó una investigación para The Guardian donde recopiló testimonios de varios profesores que utilizan algunas redes sociales en sus métodos de clase, a continuación les comparto algunas de las formas más efectivas:

  • Facebook. Crear grupos para compartir todo tipo de información, otro espacio para continuar las discusiones que empiezan en clase, también puede servir como canal de comunicación entre la institución, los padres y estudiantes.
  • Twitter. Funciona muy bien para la activación previa sobre los temas a discutir, asignar tareas, incluso existe un ejemplo para usarlo en la evaluación de comprensión lectora y construir un reporte sobre los personajes del texto.

¿Control o educación?

El debate sobre este tema abandonó las posiciones a favor o encontra, al igual que la búsqueda de mejores plataformas y un nuevo sistema educativo, el uso del social media en el salón de clase es un proceso que continúa en construcción.

Los profesores que no se preocupen por entender el ambiente de sus estudiantes y aprender de ellos, simplemente no pueden enseñar. El conocimiento es más libre que nunca, así que una buena manera de empezar el acercamiento, sería preguntarle a los estudiantes cuáles redes sociales utilizan y por qué, no existe imposición que funcione.