Este es mi concepto de libertad aplicada tanto al mundo del software como a otras ocasiones.

Libertad, esa palabra que a muchos grupos de personas llena la boca. No paran de vitorear esta palabra, o más bien el concepto que ellos tienen de ella. El concepto que en estos folios intento explicar no está en ningún tratado ni en la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Esta declaración solo trata la libertad física de las personas, algo que desde mi punto de vista es escaso. La libertad que casi todas las personas defienden es una libertad en cuanto al cuerpo de las personas y no a su mente, personas como Richard Mathew Stallman, Tim O’Reilly y algunos más nos dan una visión distinta sobre esa palabra, Libertad.

Libertad no es solamente el ser físicamente libre. A mi me gusta la libertad de la que disfruto, una libertad que me permite salir de casa a la hora que más o menos me apetezca, que pueda escribir sobre lo que quiera, esta libertad dota al individuo de una serie de derechos que debemos defender, no obstante existe una libertad mental y de ideas que muy poca gente defiende.

Hay conocidas personas que durante toda su vida se han dedicado a fomentar y defender la libertad en países que no gozaban de esa libertad física que he comentado. Al cabo de unos años dedicados según ellos “a defender la libertad”, se les ocurre que podrían escribir un libro. Este libro será publicado y vendido. Y aquí tenemos un signo de hipocresía en esta persona. “¿Qué libertad está defendiendo si esa obra que ha escrito no es libre? Esta pregunta puede resultar en un primer momento un tanto fuerte. Pero voy a explicar un poco más este concepto de libertad. Existe una cosa llamada propiedad intelectual, que según se dice “protege” las obras de sus autores. Bueno, pues esto es bastante discutible. En el momento que esa obra se “proteja” con la propiedad intelectual se frenará su desarrollo y se quedará en lo que es cuando podría crecer y crecer sin un fin conocido. Veamos casos en la vida real; Newton con su ley de la gravedad, Einstein con su teoría de la Relatividad… Bueno, pues imaginemos que Newton hubiera intentado cobrar a toda aquella persona que quisiera leer o entender la ley de la gravedad, y que además prohibiera que otra persona la usara en otra teoría, resultado de todo esto sería que nos habríamos desarrollado muy lentamente, tan lentamente que probablemente estaríamos viviendo en cavernas y yo no estaría escribiendo esto con un ordenador, quizá no lo podría escribir porque la mayoría de la población por no decir toda sería analfabeta. Retomemos pues la situación de antes. Esa persona dedicada a la libertad que escribe un libro y nos lo quiere cobrar. Ahora veremos que defiende una parte importante de la libertad, la libertad física, pero no solo no defiende, sino que frena el desarrollo de la libertad mental y de ideas. Hacia el resto de la comunidad esta persona es un modelo a seguir ya que ha defendido durante mucho tiempo la libertad, y al vender su libro nadie creerá que estará defraudándose a si mismo. Estas personas estoy seguro de que lo hacen inconscientemente, ya que no son capaces de llegar a comprender que la libertad no es solamente la libertad física contra la que atentaron por ejemplo los nazis. Llegados a este punto podemos separar dos conceptos bastante generales de la libertad:

  • Libertad física: Aquella que nos permite salir de casa, opinar y expresar nuestras opiniones libremente sin tener miedos a ser censurados.
  • Libertad mental o de ideas: Esta libertad nos permite usar las ideas o pensamientos de otras personas para progresar con tus ideas, pensamientos u obras. Esta libertad también incluye obras escritas ya que son el reflejo de nuestro pensamiento sobre el papel, es decir, los libros.

Como probablemente este último concepto de libertad no haya quedado claro pondré otro ejemplo. Imaginemos a Cervantes con la obra “El Quijote”. “¿Qué hubiera pasado si Cervantes hubiera dejado que cualquiera que quisiera escribiera fragmentos para su obra y él evaluaría si se incluyen o no? Pues sinceramente que la obra de Cervantes sería, si cabe, mucho mejor de lo que es. Ya que personas que quizá tendrían mejores ideas o imaginación que él le donarían sus pensamientos y su tiempo de trabajo. Claro que esto es muy duro, ya que beneficiarte de esto te obliga en cierto modo a poner tu obra al beneficio de la comunidad y no cerrarla en ningún momento con propiedad intelectual o copyright.

Concepto: “Libertad 0″

Bueno, pues así es, “Libertad 0″ (libertad cero). Este es un tema que ha sido bastante debatido por personas como Bradley Kuhn, Tim O’Reilly y Richard Mathew Stallman. Ellos dicen que Libertad 0 no es otra cosa que ofrecer el fruto de tu trabajo en los términos en que tú trabajas. Esto explicado de otra forma significa que si tu te beneficias de los bienes de la comunidad (Cervantes en aquel supuesto caso) debes donar tu trabajo a la comunidad. Esta libertad es la tratada en el nivel más básico, es decir, si esto no se cumple, todas las ideas de libertad mental no valen nada y son una incongruencia. Algo que podríamos destacar aquí es una frase de Tim O’Reilly:

  • El futuro está abierto y podemos hacer que sea lo que queremos que sea

De esta cita podemos comentar que Tim O’Reilly teme que si cerramos el desarrollo como lo hace la propiedad intelectual el futuro no será lo que nosotros queramos, sino lo que nosotros hemos conseguido con ese afán de egoísmo. Él se refiere a que tenemos que compartir, que tenemos que ayudarnos los unos a los otros, y que si yo quiero escribir un libro apoyándome en textos, ideas, fragmentos de otros, yo tengo que poner mi trabajo a disposición del resto de la comunidad para que ellos se beneficien de lo que yo he escrito y también he recopilado. Aquí llega un problema que trataremos con más calma un poco más adelante. El problema viene dado por las personas que creen que dejar y poner los trabajos para el bien de la comunidad está muy bien para los vagos. Bueno, pues esto como veremos es bastante discutible, por ahora tomémoslo como un punto en contra a lo que estoy explicando.

La ventaja del “CopyLeft”

Bien, pues como ya he comentado unas líneas más arriba, el copyright no protege como quieren hacernos ver. El copyright es algo bastante dañino en la medida en que no permite que usemos nada que no es nuestro sin que le tengamos que dar cuentas al autor o dueño de eso que queremos usar. Por ejemplo imaginemos un trabajo que consiste en una gran recopilación de ideas, y el enlazar todas esas ideas entre sí y plasmarlas en unos cuantos folios. Pues si tenemos que leernos, entender y rescribir cada una de las ideas cualquier persona que usara copyright imaginemos que tardara cinco meses en acabar su tarea. Esa misma persona apoyada por la comunidad y basándose en desarrollos bajo CopyLeft tardaría algo más de medio mes. Hay mucha gente con ganas de ayudar ahí fuera, tenemos que “explotar” en moderada medida toda esa ayuda que nos quieren aportar. Cuando digo explotar me estoy refiriendo no ha adoptar toda la ayuda que recibamos, sino a adoptar en el trabajo las ideas y trabajos filtrados por ti, de forma que el desarrollo sigue un cauce ayudado por muchas personas. Ahora retomemos ese punto que teníamos en contra. Decíamos que se puede pensar que el CopyLeft (o lo que es lo mismo la falta de Copyright) es una ventaja para los vagos. Yo prefiero definirlo de otra forma, algo así como que el CopyLeft es una ventaja para todos. Una ventaja que aprovecharán los vagos, pero una ventaja que nos ayudará a construir desarrollos muy grandes en muy poco tiempo. Veamos una de las ideas más importantes en todo esto del desarrollo abierto. Nos la plantea Eric S. Raymond en su artículo “La Catedral y el Bazar”. Bien, pues Eric S. Raymond analiza los tipos de construcciones y métodos de trabajo que hay en una catedral y los existentes en un bazar. En una catedral encontramos una construcción monolítica y muy pesada, algo que perdurará, pero que todas las partes son imprescindibles, un solo fallo tiraría la catedral abajo. Y en el bazar encontramos una construcción muy anárquica, un desarrollo muy rápido, quizá menos perdurable, pero mucho más sólido desde el punto de vista que ninguna parte es imprescindible. La catedral sin las altas torres no es una catedral, sin embargo un bazar sin un puesto de fruta por poner un ejemplo no deja de ser un bazar. El bazar es abierto, cualquiera puede formar un bazar, no así una catedral, y no por eso la catedral será mejor construcción que el bazar. El bazar lo construimos en la misma mañana, para la catedral usaremos varios años. Asemejemos la catedral con las pirámides de Egipto y el bazar con un mercadillo de los que nos podemos encontrar hoy en día. Las pirámides de Egipto han perdurados cientos y miles de años, pero no por eso son más útiles que un mercadillo. “¿Cuántas personas trabajaron durante toda su vida en la pirámide?, pues la verdad incontables, no así en el mercadillo. El mercadillo se monta por la mañana, cada puesto tiene su sitio y no es difícil conseguir un sitio en un mercadillo, y esa misma mañana o por la tarde, no queda rastro del mercadillo. La respuesta a esto es sencilla, el comportamiento del mercadillo o bazar es abierto, cualquiera puede tomar parte de él, sin embargo el de la catedral o la pirámide no. En este punto encontraremos otro problema muy común. Las personas que pensarán que no podemos comparar una catedral con un bazar ya que sus fines son distintos. Pues olvidémonos de los fines de las estructuras, vamos a centrarnos simplemente en el funcionamiento y construcción de las mismas. “¿Por qué no son las iglesias como los bazares o los mercadillos se sitúan en sitios como las pirámides? Pues porque las personas que han llevado los desarrollos y construcciones de las pirámides y catedrales no tenían en cuenta más que su grandeza y no la del uso que se le pueda dar a su obra.

Bueno, después de esta reflexión podemos ver cómo el hacer una obra con el modelo de bazar nos es muy ventajoso, pero a la vez es perjudicial ya que al poner nuestros trabajos bajo CopyLeft tenemos el peligro de ser “robados”. Simplemente no somos robados, nosotros hemos puesto a disposición de la comunidad nuestra obra, y asumimos TODOS los riesgos (si es que existe alguno). En el siguiente punto veremos cómo podemos beneficiarnos al desarrollar un programa con estas ideas, lo que conocemos como la GPL (General Public License, Licencia Pública General). Que no es más que todas las ideas expuestas hasta ahora aplicadas a un campo muy específico que es el mundo del software. Puesto que es el mundo que conozco las aplicaré a él, no obstante las podemos aplicar a cualquier desarrollo que se nos ocurra.

El regalo no correspondido

Bien, pues este es un problema bastante grande a la hora de hacer un desarrollo con el modelo GPL. Imaginemos que nos ha llevado un tiempo considerable desarrollar nuestro programa, pongamos algo así como seis meses. Ahora tenemos una base estable. Y ponemos a disposición de la comunidad nuestro trabajo ya que en su momento nos beneficiamos de la comunidad para llegar hasta aquí. Entonces puede pasarnos alguna de estas cosas:

  • Que nuestro programa sea muy bueno y recibimos muchas ayudas de la comunidad para mejorarlo y conseguimos un programa que como es el único que hace esa función es el más usado.
  • Que nuestro programa sea tan bueno que una empresa ajena a nosotros adopte ese programa como suyo. Puede perfectamente hacer esto, es una de las condiciones que poníamos sobre la libertad. Al conocer los entresijos del programa ( código fuente ) es capaz de escribir libros sobre ese programa y dar soporte técnico. Al ser una empresa será capaz de hacer una campaña de marketing mayor a la que podamos hacer nosotros. Con lo que se llevará todo el mercado y venderá más que nosotros. Llegados a este punto pensaremos que la GPL es dañina. Esta es la peor situación a la que podemos llegar, pero es mejor seguir con nuestro desarrollo ya que recibiremos contribuciones de la comunidad al poner nuestro programa en su beneficio. Y entonces pensar algo así: “Qué bueno es este programa y qué bueno es mi trabajo, esa empresa que es muy potente no ha podido hacer nada mejor que lo mío y a tenido que quedárselo“. Es algo quizá muy duro, pero si crees en esto, no te causará ningún trauma.
  • Otra opción es que una empresa revise nuestro programa, así como nuestro código fuente. Si nuestro programa es bueno, es probable que seamos contratados por esa empresa para que nuestro programa lleve un desarrollo más continuado, así como una gran campaña de marketing, soporte técnico y documentación que nos hará ganarnos una buena parte del mercado. Trabajaremos en algo que realmente nos gusta y algo que es nuestra ilusión. Este es quizá el mejor punto de todos
  • Y por último lo que nos puede pasar es que estemos intentando hacerle la competencia a un programa mucho más fuerte y no seamos capaces de ello ya que su programa es mejor. Entonces quedará en desuso. Pero de haber privatizado nuestro programa al no ser bueno hubiera caído en desuso mucho antes de lo que lo haría uno bajo GPL ya que nadie querría pagar por ello.

Ya hemos aplicado todas las ideas a algo que no fuera escribir libros o avances científicos, y parece que se van adaptando muy pero que muy bien a casi todas las situaciones.

La importancia de compartir

En este caso vamos a tratar un poco más a fondo la importancia, es decir los beneficios que nos reporta, el compartir. Compartir es una potencia, como es algo ya conocido:

La unión hace la fuerza

El concepto de compartir que llevo explicando aquí lo que hace no es otra cosa que unir, unir trabajos, desarrollos, ideas o lo que sea para crear algo mucho mayor y, por lo tanto, mejor. Además de todo esto, compartir nos brinda unas ventajas bastante claras, imaginemos que empezamos a escribir un libro, una obra muy grande. Llega un momento en el que por dedicarle tanto tiempo al libro caemos enfermos, una vez recuperados, lo último que nos apetece es continuar con ese desarrollo. Bueno, entonces llega según Eric S. Raymond el momento de saber decidir a cual de nuestros colaboradores le interesa más quedarse la coordinación de ese desarrollo, y cual es la persona que mejor se adapta a lo que el desarrollo necesita. Es algo necesario, cuando perdemos la ilusión por algo no debemos abandonarlo, ya que nos estamos beneficiando de la comunidad, dejemos que la comunidad se beneficie de lo que nosotros llevamos hecho. Una vez hemos conseguido que alguien se quede coordinando nuestro desarrollo, entonces podemos olvidarnos de ello y dedicarnos a otras cosas. Pero uno de los peores agravios que le podemos hacer a la comunidad es abandonar ese proyecto o desarrollo en silencio y dejarlo que muera. Aquí entonces vemos otra ventaja, cuando queremos empezar un desarrollo tenemos que ver si existe algo que hace lo mismo e intentar que ese desarrollo crezca, en caso de que el desarrollo quiera ser abandonado por su coordinador, tomar la coordinación de ese desarrollo de tal forma que la comunidad siga beneficiándose de ello, y si la comunidad se beneficia, nos beneficiamos todos. En caso de no existir nada, buscar personas que ayuden en ese desarrollo y que además se comprometan a buscar en caso de querer abandonar el proyecto un coordinador para él. Nunca sabemos cuando perderemos la ilusión por algo, con lo que tenemos que tener los cabos bien atados. Ahora con todo esto podemos ver que la libertad mental o de ideas nos ayuda a nosotros y ayuda a cualquier persona que quiera iniciar un desarrollo paralelo al nuestro, con esto conseguimos una competencia necesaria.

¿Cómo podemos colaborar?

Pues colaborar es muy sencillo, podemos optar por algunas de estar cosas, y por supuesto, cualquier ayuda es bienvenida:

  • Compartir
  • Divulgar
  • Evangelizar
  • Utilizar
  • Cualquier cosa que se nos ocurra

Iremos punto por punto desarrollando cada uno de ellos y explicando las alternativas más comunes.

Compartir: Bueno, pues consiste simplemente en intentar aplicar todas las ideas que aquí se han explicado a cualquier desarrollo que queramos llevar a cabo. De esta forma nos ayudaremos a nosotros mismos y ayudaremos a otras personas.

Divulgar: Podemos no creer fervientemente todas las ideas que aquí he desarrollado, pero puede interesarnos colaborar, pues la mejor manera es dar a conocer estas ideas dando nuestros puntos de vista, y cada cual que decida. Es una de las mejores maneras de ayudar ya que son ideas muy poco extendidas.

Evangelizar: Así nos gusta llamar al hecho de intentar convencer a otras personas de que nuestras ideas son las válidas, o convencerles de que nuestras ideas son mejores. Es la mejor forma de ayudar, pero requiere creer en todo lo que aquí se ha expuesto y en muchas cosas más que no pueden tratarse en este trabajo ya que se saldría de contexto.

Utilizar: Se confunde normalmente con compartir, pero son muy diferentes. Utilizar implica que confiemos en los trabajos desarrollados bajo CopyLeft y los usemos en el día a día, hay muchos, sólo hay que buscarlos.

Hay muchas maneras de ayudar y de colaborar, pero esas son quizá las más significativas de todas, pero cualquier ayuda es siempre bienvenida y nos vendría muy bien. Puede parecer que estas ideas son de un grupo pequeño de personas, pero no es así, hay mucha gente que ha volcado y vuelca su tiempo en esto, y tenemos que agradecérselo. Hay muchas fundaciones y proyectos apoyando estas ideas, si las apoyamos todos, será mucho más sencillo.

Conclusiones

Bueno, pues de todo este trabajo podemos sacar algunos puntos en claro. Los más significativos son:

  1. Al trabajar bajo CopyLeft nos beneficiamos nosotros y se beneficia la comunidad.
  2. El trabajar bajo CopyLeft nos medio obliga a adoptar un método de trabajo parecido al de un bazar en contraposición al de una catedral.
  3. Tenemos que compartir, ya que al compartir nos unimos, y La unión hace la fuerza.
  4. Las ideas de libertad de mente o de ideas son aplicables a casi cualquier caso en la vida real.
  5. El usar CopyLeft ayuda a que nuestro desarrollo se convierta en algo muy grande gracias a las contribuciones de la comunidad.
  6. El CopyLeft no es para los vagos, es una ventaja para todos.
  7. Podemos ayudar de muchas maneras, algunas de estas son: Compartir, Divulgar, Evangelizar y Utilizar, proyectos y desarrollos bajo CopyLeft. De esta forma conseguimos extender unas ideas bastante desconocidas hasta el momento.
  8. El compartir implica dejar en buenas manos un desarrollo al cual le hemos perdido la ilusión antes de abandonarlo.
  9. No debemos pensar de forma egoísta si queremos moldear nuestro futuro.

Y bueno, creo que estos son los puntos más significativos de este desarrollo o trabajo.

Referencias

Todas o casi todas estas referencias son desarrolladas bajo CopyLeft, con lo que no esperemos encontrar nada escrito en un libro y menos en España que tiene bastante frenado este tipo de desarrollos. Normalmente serán direcciones de internet o nombres de artículos que podemos encontrar en internet también.

http://www.insflug.org/ El Insflug es una asociación de personas que pretenden traducir documentación bajo CopyLeft al castellano desde otros idiomas.

http://www.gnu.org/ Es el proyecto que fundó Richard Mathew Stallman para apoyar a los desarrolladores GPL. (el CopyLeft aplicado al software)

http://www.fsf.org/ Free Software Foundation, su mayor representante en España es José E. Marchesi.

http://www.linux-es.org/ Un proyecto dedicado al CopyLeft

HISPALinux Asociación de usuarios de Linux Españoles (pertenezco a ella)

LuCAs Proyecto que nace de una ramificación de HispaLinux y se dedica a documentación sobre todo.

La Catedral y el Bazar Aquí podemos encontrar el artículo de Eric S. Raymond “La Catedral y el Bazar” traducido al castellano por los chicos de LuCAs.

http://www.stallman.org/ Web personal de Richard Mathew Stallman