Estudiantes

Imagen: misterio_henry

Mientras algunos medios dicen que los profesionales del futuro son ingenieros, matemáticos y community managers, deberíamos preguntarnos qué pasaría en el planeta si todos aprendemos y hacemos lo mismo. Simplemente no es razonable asumir esa uniformidad.

Perseguir el éxito profesional sin entender las variables del proceso, puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza. ¿Qué es lo más importante para ti: dinero, crecimiento personal, conocimiento?

Construyendo oportunidades

Definir una carrera universitaria como buena o mala no puede limitarse a factores como el dinero, el esfuerzo mental o la moda. Ya hemos dejado claro que el título no es garantía de trabajo, la academia es un camino infinito que puede tomar muchas direcciones.

Si bien los números asustan, 6% de la fuerza laboral en el mundo no tiene empleo y de estos aproximadamente el 13% son jóvenes menores de 24 años, la solución no es decirles que tienen que convertirse obligatoriamente en ginecólogos, estadistas o desarrolladores web para que vivan “bien”.

Existe una tendencia positiva de trabajo en el mundo digital y el emprendimiento cada vez toma un carácter más formal; sin embargo, es importante tener claro que la mayoría de estos “estudios” miden la felicidad en forma de dólares, olvidando aspectos importantes como el crecimiento profesional dentro de una industria y la calidad de vida.

¿Se perdió la ética profesional?

La crisis económica mundial nos afectó a todos, buscamos mejores ingresos, oportunidades y nuestra relación directa con la educación cada vez es más pragmática. James Marshall en su artículo “What Should Students Study Now To Prepare For 10 Years From Now” dice que hoy estudiamos una carrera universitaria exclusivamente para satisfacer con comodidad las necesidades básicas de alimento y descanso, sacrificando incluso la libertad y el bien común.

Marshall cuestiona el valor de la educación en una sociedad llena de conflictos que necesita pensar más allá de los lujos, recomienda prepararse para tomar riesgos en medio de una realidad impredecible, asumiendo una actitud donde el trabajo es una expresión de la persona y no su definición.

Cuando uno tiene la fuerza interior, la confianza y la claridad, no se piensa en términos de trabajo o la misma incoherente ocupación. Uno no piensa en términos de hacer todo. Uno piensa en términos de ser. Y cuando se piensa en términos de ser, nuestro verdadero trabajo aparece

Tu carrera, tu responsabilidad

Los test de aptitud sicológica o los sitios web que de manera automática te resuelven las dudas del futuro laboral no son suficientes. Desde la perspectiva de Melissa Venable especialista en educación superior y Blogger en onlinecollege.org, debemos prepararnos para conocer las necesidades del mercado, es primordial tener la capacidad de identificar nuevas oportunidades y adaptarnos constantemente.

Algunas recomendaciones que hace Venable para enriquecer dicha búsqueda son:

  • Aplica tus habilidades a nuevas opciones de empleo. Evalúa tus experiencias y fortalezas con respecto a ofertas laborales distintas de las que buscas siempre.
  • No olvides los valores de tu carrera. Más allá de los cargos “importantes” considera que tus metas personales y profesionales se ajusten con las promesas de la industria. ¿Pueden enriquecerse dichos valores o los tienes que sacrificar?
  • Invierte en tu aprendizaje, entrenamiento y experiencia. Es buena idea para mejorar las debilidades y ampliar las opciones de empleo.
  • Observa y estudia la actualidad de la industria. Participa en grupos de discusión, organizaciones de profesionales, publicaciones, foros, convenciones.
  • No olvides vigilar la oferta laboral. Al inicio los campos emergentes no crecen tan rápido o incluso varían dependiendo de su localización geográfica. Conocer cifras locales o considerar mudarse a otro lugar puede funcionar.

Cambiar todo un sistema ideológico no es fácil, en este mundo necesitamos dinero para casi todo y lo mejor que podemos hacer además de tener muy claras las metas y convicciones, es considerar al máximo cada decisión que se tome para consolidar la carrera profesional.

¿Eres un profesional para sobrevivir o para construir? Comparte tus ideas y experiencias con nosotros.

[Los mejores trabajos en Estados Unidos: Infografía]