Para nadie es un secreto el valor de la información que poseen las plataformas de social media. Son literalmente capital de mercadeo y en otros casos la nueva fuente de ingreso de muchos desadaptados que utilizan como referencia estos sitios para cometer delitos.

Fue entonces cuando entendimos la importancia de controlar cómo y a quién le compartíamos el contenido, proteger nuestra identidad digital. La buena noticia es que ahora administrar tantas cuentas y opciones de privacidad dejó de ser un dolor de cabeza, no hay excusa para dejarlo de hacer.

Administra tu privacidad Online

MyPermissions02

My Permissions Cleaner es una herramienta que funciona desde el navegador, se encarga de escanear tu cuenta de Facebook, Twitter, Instagram, etc., para notificarte de todos los permisos que has concedido a otras aplicaciones y de cuáles pueden ser peligrosos.

Los resultados en Facebook se presentan en forma de lista. La cual se ordena por los diferentes modos de acceso sobre tu: información personal, geolocalización, mensajes, lista de contactos, archivos, muro, etc.

Para realizar el proceso de análisis, la herramienta actúa como un intermediario sin tener que acceder a las credenciales de registro directamente. Esto quiere decir, que si estás logueado en Facebook, automáticamente accede a la cuenta. En el caso de otros sitios y redes sociales te enlaza mediante el link de las opciones de privacidad.

Cualquiera lo puede hacer

MyPermissions01

Todo este proceso es incluso más fácil si instalas la “App” en tu móvil (Iphone). Desde allí también puedes editar las atribuciones personales que compartes con tus amigos en Facebook.

Al igual que en el sitio web, es posible programar un recordatorio al correo electrónico para revisar dichas autorizaciones, incluso existe una receta en IFTTT que lo agenda mensualmente.

La descarga de la aplicación es gratuita, y el uso general del servicio tiene la posibilidad de pagarse mediante canje social ya sea con un like en su fanpage, seguir el proyecto el Twitter, o recomendarselo a un amigo, son algunas de las opciones.

Toma el control

Un aspecto bastante llamativo mientras evaluaba la procedencia y utilidad de las aplicaciones que podían acceder a mi información, fue la posibilidad de reportarlas como “poco confiables”. Ese poder no me lo había dado ni siquiera el mismo Facebook, por obvias razones (Marketing).

En el mundo digital también podemos decidir en quién confiar. Es indispensable contar con herramientas como esta que te permiten administrar la privacidad en cualquier momento y no perder el control sobre la información personal en la red. Además que hacerlo sea igual de sencillo para tí o la abuelita tuitera.

Resulta que para el usuario no basta con que una aplicación funcione o se vea bonita. Nuestros amigos desarrolladores tendrán que considerar más que nunca cómo manipular estos permisos sociales y mantener adecuadamente la reputación online de sus proyectos.