La impresión en 3D es una de las tendencias en tecnología educativa que tomará mucha relevancia en aproximadamente 5 años pero en algunas universidades ya están incursionando en ello aprovechando las características que ofrece y además, preparando a sus estudiantes para el futuro tanto en el ámbito académico como laboral. Pero, ¿Qué es impresión 3D? Aprendamos un poco del tema.

Imagen: Owenstr

Imprime tus ideas

El proceso de impresión en 3D te permite imprimir un diseño digital en un objeto tangible mediante un proceso de capas, ésta tecnología se ha trabajado desde el año de 1976, con el surgimiento de la impresora de tinta pero fue hasta 1984 que Charles Hull inventa la estereolitografía, el prototipo de la impresora 3D.

Revisa la infografía de la breve historia de la impresión en 3D para darte una idea cronológica de su proceso. También te comparto el siguiente vídeo (7 min 23 seg) que cuestiona si la ésta tecnología cambiará el mundo:

ShapeWays es una plataforma que permite a diseñadores vender sus creaciones, encargándose de la impresión y el envío de los pedidos, puedes visualizar el vídeo 3d printing in 4 simple steps para conocer el procedimiento de la impresión en 3d. Servicios como estos nos muestran que ya existe un mercado que convierte tus ideas en algo tangible para comercializar.

Impresión 3D en proyectos educativos

Universidades en Estados Unidos ya encontraron formas de implementar ésta tecnología en el sistema académico, incentivando a los estudiantes a desarrollar su capacidad creativa y de invención para imprimir sus proyectos en 3D. Han desarrollado la impresión de figuras de acción, prototipos y diseños creativos.

El año pasado, el edificio de Ciencia DeLaMare y la biblioteca de Ingeniera se convirtieron en pioneros de la tecnología 3D convirtiéndose en una de las primeras librerías académicas en Estados Unidos que provee escaneo e impresión en 3D para los estudiantes de las distintas facultades y el público en general. El Director Tod Colegrove tiene la visión de transformar y facilitar el acceso de información desde una típica biblioteca a incentivar el conocimiento con la ayuda de la tecnología.

La propuesta de la impresión 3D parece ser una buena herramienta para ciertas ramas educativas con la arquitectura, diseño, medicina, entre otras, sin embargo, el costo de inversión es bastante grande, que incluso para Colegrove fue una inversión que representó una difícil decisión.

Seguramente veremos avances en ésta tecnología, esperando que para quienes tienen acceso a ella la aprovechen al máximo, además tal como el Internet y los dispositivos móviles se han convertido en parte de nuestro día a día tendremos en algunos años una impresora 3D en nuestras casas. ¿Crees que ésta tecnología aporta significativamente a la educación?