Algunos consejos recopilados por Internet para cambiar algunos paradigmas en el desarrollo de aplicaciones.

Muchas veces te encuentras
en una situación en donde tienes que trabajar en equipo ó en un ambiente donde
la información es compartida. La mayoría de las veces trabajas para alguien
y descubres que trabajar como -perla dentro de tu concha- ha redituado monetariamente
a tus expectativas. Te invito a leer las siguientes líneas que encontré en el
internet, donde talvez descubrirás si cambiar tu paradigma sería lo más beneficioso
para tu actual empleo y por supuesto para tu desarrollo personal.

Los (casi) 10 mandamientos del
desarrollo

1. Entiende y acepta que tendrás errores. La cuestión es hallarlos
temprano, antes que estos aparezcan cuando el producto ya esta ‘en vivo’. Afortunadamente,
excepto para aquellos que están desarrollando sistemas de control de ojivas
nucleares, los nuestros; no son errores fatales. No somos cirujanos; podemos
aprender, reírnos y continuar con otra cosa.

2. No eres tu código. Recuerda, la cuestión es revisar para
encontrar problemas, y claro que los hallarán. No lo tomes personal cuando alguien
más los encuentre.

3. No importa cuanto sepas Karate, siempre habrá alguien que sepa más. Este hecho ayudo a los Samurai en el Japón imperial a no atacar a todos
indiscriminadamente. Avanzado a tiempos actuales, estas personas con más conocimientos
te pueden enseñar nuevas ‘patadas’. Busca y acepta la retroalimentación de otros,
aun cuando pienses que no es necesario.

4. No rescribas el código de otros programadores. Existe una
línea muy estrecha entre ‘arreglar el código de otra persona’ a ‘reescribir
el código de otras personas’. Los programadores recién salidos de las escuelas
son muy propensos a esto.

5. Trata a las personas que entienden menos que tu con respeto y paciencia. Las personas que no están inmiscuidas en cuestiones técnicas y que tratan con
programadores diariamente, por lo regular piensan que somos ‘prima donnas’ cuando
hacemos el trabajo bien e incompetentes cuando cometemos errores. Enojarte acrecienta
esta percepción y limita a tus clientes para comunicarse contigo.

6. La única constante en el mundo es el cambio. Mantente abierto
y acéptalo con una sonrisa. Mira cualquier cambio de los requerimientos del
cliente, plataforma ó herramientas como un nuevo reto y nunca como un inconveniente
que tienes para empezar una discusión sin futuro.

7. El mando lo obtienes usando tus conocimientos, no tu posición. La autoridad la ganas con conocimientos y la autoridad genera respeto. Así que
si quieres cultivar un ambiente de desarrollo sin egoísmos, primero cultiva
respeto.

8. Pelea por lo que creas pero también acepta las derrotas amablemente. Entiende que algunas veces tus ideas serán no escuchadas.

9. No seas el -nerd del cuarto obscuro-. Deja de ser el programador
que solo sale de ese cuarto para comprar una coca-cola. Estando ahí dentro estarás
fuera del contacto con la gente, fuera de vista y por supuesto fuera de los
incrementos salariales.