Información sobrel el MP3, MP4, su legalidad y futuro por ser una nueva forma de compresión de música digital.

Como es bien sabido por todos, la generación de sonido digital y su manera de reproducción, es algo que tiene a todos los ingenieros quebrándose la cabeza. Han hecho varios intentos por resolver el mito de como comprimir sonido al máximo y mantener una alta fidelidad al momento de reproducirlo, sin embargo esa calidad todavía no había sido lograda hasta la aparición de nuevos formatos de audio..

La nueva Generación del Sonido: Mp3 El formato MP3 (Mpeg Layer III) no es más que un wav (wave) con una calidad muy elevada de compresión. El formato wav es un formato de sonido (de onda) que abarca distintos grados de calidad de sonido en base : "bitrate", a la frecuencia de muestreo (en Hz) así como al sonido estéreo o mono. Con un archivo wav podemos conseguir una calidad de reproducción igual a la obtenida con un disco compacto… ¿y cuál es el problema? la cantidad de espacio que ocupan estos archivos. Por medio de compresores, se consigue reducir el tamaño de estos archivos de
una forma exponencial y así, con el formato comprimido MP3, podemos tener en un poco más de tres Megabytes una canción de tres minutos de nuestro cantante preferido y con calidad de cd.

El MP3 es un formato de compresión de audio que consigue un ratio de compresión de 1:11 sin pérdida de calidad apreciable. Esto significa que en un disco compacto se pueden grabar unos 11 CD’s-Audio (aprox. unas 150 canciones).

Al principio el MP3 tenía el limitante de funcionar en las computadoras por medio de software reproductor de MP3, pero gracias a la creciente popularidad que este nuevo formato ha presentado ya existen en el mercado cientos de productos portátiles para la reproducción de estos archivos.

Otro tema que acompaña mucho al MP3 es la legalidad; es legal que se hagan copias como sistema de seguridad, si tiene los originales, pero es ilegal bajar o intercambiar MP3 desde Internet, a no ser que pague los derechos de autor.

Para obtener un archivo MP3 con calidad CD se deben hacer dos cosas. Primero debe extraerse la información del CD-Audio y pasarla al disco duro. Esto lo hace un programa denominado extractor (ripper o ripeador). De esta manera ya tenemos la información del CD-Audio en el disco
duro, generalmente en un voluminoso fichero WAV.

Segundo, debido al gran tamaño de estos ficheros, necesitamos comprimirlos, y aquí es donde surge el compresor, que nos pasará este fichero WAV a un fichero MP3, el cual contiene prácticamente la misma calidad de sonido pero ocupa 11 veces menos espacio.

Finalmente, para poder escuchar la canción necesitaremos un reproductor de MP3, como el Winamp. El Winamp es el reproductor de archivos de sonido del tipo MP3 más popular. Para ser capaz de reproducir este tipo de ficheros se deberá tener como mínimo un computador con un procesador 486 a 100 MHz con una tarjeta de sonido de 16 bits. Para instalarlo símplemente se tiene que ejecutarlo y éste se guardará en el directorio asginado, asociando la extensión MP3 con él mismo, para que al hacer doble click sobre un archivo MP3 éste se ejecute automáticamente.

Respecto a la calidad del MP3, puede ser como uno quiera, menor calidad menor tamaño y menos tiempo empleado, pero para obtener un sonido con calidad digital la tasa de transferencia de bits o bitRate deberá ser de 128 Kbits/seg con una frecuencia de muestreo de 44.100 KHz. Esto hay que tenerlo en cuenta a la hora de crear el MP3, pero por lo general es la opción que viene como estandar en todas las aplicaciones compresoras.

Resumiendo, hemos conseguido tener la canción que nos gusta en un fichero MP3 que nos ocupa unos 4 Megas de espacio. Y aquí es donde vienen los problemas legales, todo eso de los derechos de autor. Un dato interesante es que NUNCA se ha detenido a alguien por tener en su página
archivos MP3, ni siquiera en USA, creo que con esto está todo dicho.

Legalidad y futuro del MP3

Como hemos comentado es ilegal intercambiar o bajar MP3, a no ser que se paguen derechos de
autor. El problema para las discográficas (no tanto para los autores debido al estrecho margen de beneficios que se llevan) es que existen multitud de sitios en los que pueden descargar MP3 y además puede decirse que existe impunidad en la red, lo único que se hace es hablar con el webmaster o administrador de la página, y normalmente o elimina los MP3 o los cambia a servidores extranjeros. De esta manera el único problema que se puede encontrar es que el enlace al MP3 no exista o que la velocidad de descarga sea desesperante.

Últimamente las casas discográficas están empezando a preocuparse por la futura industria legal de MP3, y prueba de ello son las llamadas arañas que se están desarrollando. Estas arañas son sistemas de búsquedas de canciones que localizan posibles canciones y comprueban si son legales. En muchos sitios encontrarás canciones MP3 pero con extensión cambiada, por ejemplo a zip o cualquier otra. Esto se hace para que existan menos posibilidades de localizar la canción, ya sea por las discográficas o por los administradores del sitio cuando este es público y gratuito, como Geocities, Angelfire, etc.

El futuro del MP3 es muy alentador, ya que cada día más empresas lanzan al mercado reproductores portatiles y para poder oirlos sin necesidad de computadoras, ya sea como complemento a una cadena de música, como una especie de walkman o como reproductor para portátil. Además, cada vez más grupos lanzan a la red sus canciones de manera gratuita en sus propias páginas oficiales, como manera de darse a conocer. No solamente esto, sino que en la red existen empresas que comercializan legalmente con archivos MP3, pagando derechos de autor, por lo que son totalmente legales. Además los precios son muy baratos, por lo que las discográficas están empezando a tomarse el tema en serio, ya que la gente empieza a hacerse Cd´s a medida, sin contar para ello con las discográficas

Ultimamente se está hablando mucho sobre el MP4, mayor calidad de sonido y menor tamaño que el MP3, pero el tema todavía está algo verde, tanto que incluso una compañía comercial
ha patentado un formato de audio que ha llamado para mayor confusión MP4, y a diferencia del MP3, los usuarios particulares no podrán hacerse sus MP4, por lo que de esta manera se evitará la piratería. Eso si, las empresas que quieran comercializar canciones con este MP4 deberán pagar por la patente. Por todo esto el tema está bastante liado, y no hay mucha información sobre el formato
sucesor del MP3, unos dicen que se llamará MP4, otros dicen que será muy similar al formato VQF (De mayor compresión y popularidad que el MP3). En fín, hay para todos los gustos, pero mi opinión es que queda MP3 para rato, y que salga lo que salga seguirá habiendo "intercambio" de canciones.