Los sitios web conviven y compiten en un mundo virtual que se separa inevitablemente de la realidad, cambiando los parámetros tradicionales de comunicación y trabajo.

Sin embargo, como cualquier emprendimiento y/o
empleo, la rentabilidad del proyecto es un punto elemental para su recimiento.

Es así, que no es necesario salir a la calle en busca de anunciantes, sino
visitar uno de los tantos sistemas de afiliados, los cuales reúnen a
sponsors y webmasters gratuitamente. Es un entorno único y digno de ser aprovechado por pequeños y medianos sitios, aquellos que no tienen las
herramientas para obtener de forma independiente anunciantes serios y
confiables.

Una de las opciones actuales, y de mayor seguridad es la
propuesta de Google, que lleva los clásicos anuncios vistos en su motor de
búsqueda a cientos de miles de páginas alrededor del mundo.

AdSense de Google es la solución para muchas publicaciones digitales. El
programa soporta avisos de habla hispana, con lo cual la Internet de
nuestro idioma no queda afuera, como suele habitualmente en este tipo de
mercado. No obstante, los anuncios en español no pagan tan bien como
aquellos en inglés, e incluso a veces escasean.

AdSense

Una vez aceptado en el servicio (los miembros deben cumplir ciertos
términos), el usuario se encuentra con un simple panel de control, el cual
informa del rendimiento de la publicidad, advirtiendo la cantidad de clics
e impresiones realizadas durante un cierto período de tiempo. Asimismo,
está habilitado un historial de pagos.

AdSense envía un cheque a cada
webmaster al final del mes, siempre que se haya alcanzado el mínimo de
ganancia establecido, US$ 100. De lo contrario, el dinero queda acumulado
para el mes próximo.

Por último, la cabina de AdSense permite diseñar el tamaño, los colores y
el tipo (texto, imagen o ambos) de anuncio, entre otras características.
Actualmente se permiten mostrar hasta tres bloques de publicidad en una
misma página. También pueden establecerse criterios de seguimiento, de tal
manera de administrar con mayor detalle la publicidad. Esta última
modalidad demora 48 horas en actualizarse, mientras que los datos globales
lo hacen varias veces al día.>Pero lo más sorprendente es el modo AdSense para contenido, en el que los avisos publicitarios son seleccionados automáticamente mediante filtros, de acuerdo al contenido de la página que los abre. Por lo tanto, un artículo sobre impresoras, publicado en un sitio de tecnología, mostrará, en su mayoría, anuncios relacionados a la impresión.

Por su parte, AdSense para búsqueda combina un servicio para los
visitantes del sitio y un sistema rentable al mismo tiempo, lo cual
resulta beneficioso para todos. Esta modalidad es 100% configurable, para
adecuarse al diseño de la publicación electrónica que lo está utilizando..Mientras que el navegante encuentra los anuncios en los resultados de sus
búsquedas, estando los primeros vinculados con los segundos.

Entonces ¿por qué salir a la calle a buscar anunciantes para un sitio de
Internet en lugar de hacerlo dentro del propio entorno digital? AdSense de
Google
es confiable, eficaz, rápido y fácil de instalar en cualquier sitio
web. Lo único que se requiere para beneficiarse de este servicio
inteligente de publicidad es tráfico.

Para más información:

http://www.google.com/adsense